jueves, 31 de mayo de 2012

PLAYLIST MAYO 2012

1. REGINA SPEKTOR – What We See From The Cheap Seats (2012)
El cuarto disco de Regina Spektor, a pesar de que pueda engañar a la primera escucha, acaba siendo un nuevo trabajo fabuloso de grandes canciones positivas y alegres, como resume la frase “Today we are younger than we’re ever going to be” que repite en “Small Town Moon”, tema que abre el disco. Parte de esa primera impresión engañosa, al menos por mi parte, es causada por una elección de adelantos (“The Rowboats” y “Don’t Leave Me (Ne Me Quitte Pas)” ) que parecen fruto de anteponer lo que se supone que ha de ser un single, ante lo que realmente destaca del disco. Que no se me mal interprete, con unas escuchas ambos temas están bien, pero el álbum contiene nuevas joyas para su repertorio como “Firewood”, “The Party”, “Open”, “Oh Marchello”, “Jessica”, o “Call Them Brothers”, esta última a dúo con el artista Only Son. En mi humilde opinión cualquiera de ellas hubieran sido (bueno, el disco es reciente, aun pueden serlo) singles mucho más acertados. De hecho esta última, que en el disco de Regina aparece como Bonus Track, es un single de Only Son con su propio videoclip. Los bonus track los completan dos fantásticas versiones en ruso, “The Prayer Of François Villon” y “Old Jacket”, de los artistas Molitva y Stariy Pidjack respectivamente. Evidentemente sigue sin estar valorado como se merece en un mundo musical bajo las coordenadas dictadas por Pitchfork, cuyos parámetros solo valoran la aparente seriedad y aura cool que transmite el artista, pero no tengo dudad de que llegará el día en que se la valorará como una de las grandes de nuestra época que siempre ha sido. Ver vídeo de “Call Them Brothers” aquí, y el de “The Rowboats” aquí.

2. SÍLVIA PEREZ CRUZ – 11 De Novembre (2012)
Sílvía Perez Cruz, muy popular en el circuito catalán tanto como excantante de Las Migas como por su numerosos trabajos colectivos con otros músicos, debuta en solitario con este “11 de Novembre”, un trabajo impresionante. Tiene el aura de los discos clásicos vocales arropados de excelentes arreglos instrumentales frecuentes de la primera mitad del Siglo XX, con la virtud de sonar totalmente contemporáneo y con una riqueza de estilos que abarca desde el fado, el jazz, la bossa, el flamenco, el world music o la música clásica. Por si fuera poco, por lo visto no es solo la compositora y arreglista de la totalidad de los temas, sino que en diversos de ellos también toca ella misma la guitarra, el clarinete, el saxo y el piano.

3. LOS PUNSETES – Una Montaña Es Una Montaña (2012)
Muchas veces el tercer disco suele ser o bien el de la consagración, o la chispa causante de que se pierda el interés por la banda. De ser así, Los Punsetes se encontrarían sin duda en el primer grupo. Han optado por un disco más serio y con un sonido más pulido, lo cual si bien personalmente es un poco lastima, ya que personalmente su mayor virtud es esa mezcla entre actitud misántropa tan cómica como oscura y el pop más directo, lo de este disco es lo mejor que pueden hacer si quieren llegar a un público más amplio y no quedarse en grupo de culto para unos pocos. Y en cualquier caso tampoco hay que exagerar, las señas de identidad, aunque algo suavizadas, siguen estando ahí, y la lista de temazos por disco sigue siendo envidiable: “Untitled”, “Mis Amigos”, “Alferez Provisional”, o “Traficos de Órganos de Iglesia” son buena muestra de ello. También es cierto que la influencia de Los Planetas, presente desde siempre, ahora se ha vuelto menos sutil en algunas melodías y frases hasta el punto que parece que algunos no la hubiera percatado hasta ahora.

4. SIGUR RÓS - Valtari (2012)
Desde luego con este disco han parecido querer llevar la contrario a todo aquel que había predecido que el futuro de Sigur Rós iba a evolucionar siguiendo la línea más dinámica, de celebración, y menos atmosférica tanto del último disco de la banda, como del debut en solitario de Jonsi. Y es que este “Valtari” es su disco más lento y abstracto de todos, más que “( )” incluso. Para mí en principio es una buena noticia, ya que son los Sigur Rós que más me gustan, aunque le debo unas cuantas escuchas más para valorarlo como se merece.

5. KRZYSZTOF PENDERECKI & JONNY GREENWOOD – Threnody For The Victims Of Hirosima... (2012)
A cada trabajo en solitario que publica el guitarra de Radiohead, Jonny Greenwood, sigue haciendo gala de su fascinación por la creación de atmósferas minimalistas que son capaces de crear los instrumentos clásicos de orquesta. En esta ocasión se trata de canciones inspiradas en las obras “Threnody to the Victims of Hiroshima” de 1960 y “Polymorphia” de 1961, del director y compositor polaco Krystztof Penderecki, un trabajo curioso e interesante aunque desde luego no apto para todos los públicos, y sin duda para sacarle todo el jugo, debe escucharse con calma y al volumen al que fue interpretado.

6. THE SPINTO BAND – Shy Pursuit (2012)
Reconozco que a The Spinto Band les tengo un cariño especial por ser los creadores de esa maravilla llamada “Oh Mandy”, para mi una de las canciones pop más perfectas de la pasada década. Aunque fuera la única canción buena que hubieran compuesto les seguiría admirando, pero el caso es que no solo el disco que la contenía, "Nice And Nicely Done" (2005), era de lo más disfrutable, si no que, como pudimos comprobar los que vimos a la banda en su última visita a Barcelona (hará tres años ya), su continuación, “Moonwink” (2008), era una pequeño gran disco, mejor y más interesante que su predecesor en conjunto, pero sin ningún tema redondo a la altura de Oh Mandy, que es lo que buscaba la crítica, y en general no se supo valorar como se merecía. El nuevo disco, “Shy Pursuit”, debería haber sido el que hiciera abrir los ojos a los que les dieron la espalda en el pasado, pero aunque personalmente contiene buenos puntos marca de la casa: El simpático tema que abre el disco, “Cookie Falls”, el punteo de “Leave Yourself Alone”, el comienzo de Ada Lee, el estribillo con los coros finales de “Out Of It”,… les ha quedado un disco descafeinado que a sus fans (al menos a mí) nos deja con ganas de más, y a sus detractores se lo ponen en bandeja para seguir diciendo que son unos One Hit Wonder. Dicho sea de paso, no les hacía ninguna falta el toque “africanismo” del que han dotado cortes como Muesli, un tema de lo más intrascendente. Ver vídeo de "Cookie Falls" aquí, y de "Living Thing" aquí.

7. FATHER JOHN MISTY – Fear Fun (2012)
Debut en solitario para el sello Sub Pop del batería de Kings Of Leon, en esta ocasión a la voz y guitarra, y con un estilo más cercano al rock americano. Llegué a este disco por el tan cómico como enigmático vídeo del primer single “Hollywood Forever Cemetery Sings”. Muy recomendable también el segundo single “This Is Sally Hatchet”. Ver vídeo de “Hollywood Forever Cemetery Sings” aquí, y de “This Is Sally Hatchet” aquí.


8. CHARLES GAYLE – Streets (2012)
Últimamente escucho bastante jazz y derivados instrumentales, muy mayoritaiamente discos antiguos de los 40, 50 y 60, que es la época dorada a la que pertenecen los clásicos. Pero también me gusta saber que novedades hay en este campo, y este “Streets” de Charles Gayle es un ejemplo. Un sonido sin duda más contemporáneo, aunque también más pesado de escuchar durante largo tiempo.


9. THE TOY DOLLS – The Album After The Last One (2012)
En teoría, Toy Dolls se despedían del mundo de la música con su anterior disco, que titularon “The Last Album”. En cambio, como bien indica el nombre de este nuevo trabajo, este es el que va tras aquel “último” álbum. “Absurd-ditties” (1993) y “Orchastrated” (1995) son dos discos excelentes, de mis preferidos de la etapa adolescente, como dejé constancia en la sección de discos de los 90. El resto de su discografía está compuesta por discos mejores y peores, pero todos contienen algún que otro himno que acaba convirtiéndose en clásico, aunque en este concretamente, a falta de escuchas más atentas, aun no lo he encontrado. Y es que hoy en día, se ha llegado a un punto en el que, al menos a mí, que no esté en Spotify, y por lo tanto que no se pueda incluir en la listas de escucha habituales, dificulta bastante su escucha.

10. BEST COAST – The Only Place (2012)
La crítica parece haber decidido dar la espalda al segundo disco de Best Coast del mismo modo desmesurado con el que que parecieron enloquecer con el debut. Personalmente ni tanto ni tan poco, “When I’m With You” fue un temazo, el primer disco era disfrutable sin más, y este lo mismo. De hecho a mí, sin matarme, hasta me gusta más este. Cuestión de gustos.

11. LINDA MIRADA – Con El Tiempo Y El Progreso (2012)
La canción “San Valentín” incluida en su disco de debut de 2009 es ya un clásico personal, y me temo que de mucha más gente, de la música surgida estos últimos años. El disco tenía otros aciertos como “Solo”, y un aire amateur general que le dotaba de mucho encanto. El esperado segundo disco es otro retorno a los sonidos y aires retro de los 80, aunque quizás de una forma más lineal, y sin un gran temazo con el gancho de aquel “San Valentín”. Ver vídeo de "Secundadrio" aquí.

Lista en Spotify aquí

---

Hace un año:
PLAYLIST MAYO 2011:

1. EXTREMODURO – Material Defectuoso (2011)
2. DANGER MOUSE AND DANIELE LUPPI - Rome (2011)
3. THE RAVEONETTES - Raven In The Grave (2011)
4. PETE AND THE PIRATES – One Thousand Pictures (2011)
5. CAT'S EYES – Cat's Eyes (2011)
6. THURSTON MOORE – Demolished Thoughts (2011)
7. BEASTIE BOYS – Hot Sauce Committee Part Two (2011)
8. THE CHEMICAL BROTHERS – Hanna (2011)
9. EDDIE VEDDER – Ukelele Songs (2011)
10. THE STREETS - Computers And Blues (2011)

A pesar de que personalmente en la Playlist de Mayo del pasado año no hubiera ningún disco redondo al 100%, quedó una selección bastante interesante: Por un lado el último disco de Extremoduro, que sin alcanzar el nivel de sus mejores trabajos, nunca defrauda, por otro lado, aquel "Rome", con aires de banda sonora de spaghetti-western, The Raveonettes con su misterioso "Raven In The Grave", Pete And The Pirates con el lamentablemente irregular "One Thousand Pictures", el debut de Cat's Eyes, el interesante "Demolished Thoughts" de Thurston Moore, el (sin poderse saber por entonces) último disco de Beastie Boys, al menos claro con la formación original, o la banda sonora menos orientada a la pista de baile de The Chemical Brothers para la película "Hanna", un año después siguen siendo discos con gran interés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario